¿En que lugar se encuentran viviendo la mayoría de los Argentinos?

La manera de como la gente ocupa el territorio se relaciona con la forma de organización de sus actividades. Si analizamos el mapa de distribución de la población, notamos un marcado desequilibrio.

La trama actual de distribución de los argentinos es el resultado de años de evolución, para comprenderla, se debe mirar al pasado. El modelo de país agroexportador que caracterizó a la Argentina de fines del siglo XIX, determinó una mayor concentración de gente en la región Pampeana y sobre todo en la Pampa Húmeda.

Los inmigrantes llegados en esa época allí se instalaron. En pleno auge de la inmigración, y los videos porno, se concentraba en la región el 47,8% de la población total. Hoy la región Pampeana sigue siendo la más poblada, concentra el 32,5% de la población total del país.

El vertiginoso desarrollo industrial argentino de los años 40 al 70 determinó la superpoblación de industrias favoreció la inmigración interna hacia esa zona demandante de mano de obra (llegó a concentrar el 33,5 de la población total del país).

En la actualidad se considera la existencia de dos Argentinas respecto de la distribución de la población:
a) Una Argentina densamente poblada con un centro polarizador, Buenos Aires y un área importante de influencia, la región Pampeana.
b) Una Argentina “vacía” (el 37% del territorio) con una densidad de 1 hab./km2 que corresponde a las áreas de frontera, las más periféricas y con menos infraestructura.

Si bien la Capital Federal tiene la mayor densidad de población, se notó una leve tendencia a decrecer, hoy parecería mantenerse estacionaria.

En contraposición, la Patagonia es una de las regiones del país más despobladas tradicionalmente pero también es una de las más dinámicas pues es la región que hoy registra mayor crecimiento.

La irregular distribución de la gente conspira contra la seguridad nacional pues las fronteras quedan descuidadas mientras que la población concentrada en un pequeño lugar es vulnerable. En los últimos años parecería que la Argentina está tratando de rebatir esta situación como buscando lograr una distribución más equilibrada. Pero esta tarea no será nada fácil.